domingo, 22 de mayo de 2011

Mujer: principal afectada

La violencia expresa relaciones de poder y desigualdad entre hombres y mujeres.

Es fruto de múltiples formas de subordinación y discriminación que sufre la mujer sin importar la edad, etnia, cultura, religión, opción sexual o condición socioeconómica.

La mujer es la mayor destinataria de la violencia debido a que, en muchos casos, se le otorga al hombre el derecho de “dominar” a su familia, dirigir, corregir y controlar a la mujer e hijos.

DÓNDE EXISTE VIOLENCIA

La familia donde existe violencia pertenece a un sistema social con una cultura específica, donde existen mitos, prejuicios y valores que afectan la estructura familiar y la relación entre ellos.

La organización de la familia con violencia doméstica presenta funciones rígidas que colocan a la mujer en un papel de subordinación y en la medida en que las relaciones de poder se establecen por medio de la violencia, se condiciona a los integrantes de la familia a aceptar la violencia como un método legitimo para imponer autoridad.

PERFIL DEL AGRESOR

La socialización del agresor se complementa con la de la víctima, porque resalta el estereotipo de agresividad, dominio y superioridad

Presenta en su relación las siguientes características:

– Falta de seguridad personal, que sobre compensa con actitudes externas autoritarias.

– Dificultad de comunicación especialmente con afectos y sentimientos.

– Incapacidad para tolerar y resolver los conflictos alternativos a la violencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario