jueves, 28 de marzo de 2013

Helga Fleig: “Con mucho orgullo soy peluquera”

Helga Fleig habla con mucho orgullo de su profesión. Se define como peluquera y se refiere a sus tres sucursales como “mis peluquerías”.

Nació en Santa Cruz en 1981 y por razones familiares, luego de haber hecho algunas producciones como modelo, se fue a vivir con sus padres a Nueva York. Allí estudió en el Capri Institute of Cosmetology.

Una vez que concluyó esta formación volvió a Bolivia junto a su familia. Cuenta que como nadie de su entorno tenía el oficio de peluquera ella al principio se sentía “fuera de foco”, así que siguió la carrera de Derecho hasta la mitad; pero la dejó pues sentía que no estaba haciendo lo que le gustaba.

El apoyo de sus padres fue decisivo en ese momento, pues le ayudaron a instalar su primera peluquería, muy pequeña, en la que cortaba el cabello primero a sus amigas. Luego, las clientas se fueron sumando y el negocio comenzó a crecer y demandarle más tiempo.

Esto comenzó hace 12 años, en la casa familiar en la avenida Beni, donde ahora se encuentra la casa central de sus peluquerías, pues tiene dos sucursales, una en Equipetrol y otra en Las Palmas. En esos tres gabinetes de belleza trabajan alrededor de 60 personas que están a su cargo. Helga explica que como todo negocio, la atención de los salones requiere trabajo y una continua actualización de todo el personal, porque las tendencias de la peluquería cambian con las temporadas. Por eso viaja continuamente para aprender nuevas técnicas. Ella considera que está en un buen momento de su negocio, las tres peluquerías están estabilizadas y funcionando sin ningún problema. Por ello, no descarta abrir otra sucursal hasta fin de año.

En su vida privada, su hija Inés es lo más importante. Paralelamente a su trabajo, dedica su tiempo a educarla y verla crecer. Es la ilusión de su existencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario