sábado, 13 de febrero de 2016

Marlene, una mujer sin imposibles


Entre ese laberinto que forman  los estrechos callejones del Tambo Santiago, a los que el hacinamiento   ha privado  de los rayos del sol, se  encuentra ella  manipulando todo tipo de metales de construcción. Está capacitada para construir puertas y cortinas metálicas, ventanas, tinglados, graderías, estantes, "todo lo que el cliente necesita”.

"Hacer posible lo imposible es nuestro lema”, afirma sonriendo y mira hacia su taller: un espacio inundado de fierros y barras metálicas. Al frente del taller está su máquina soldadora  y otros equipos y herramientas.

"El taller es de mi papá. Yo me sumé a él hace cinco años. Tenía un pequeño capital que lo invertí aquí. De aquí a unos años quiero formar una microempresa, hay que buscar unos buenos ‘maistros’, unos buenos soldadores”, se apresura a  remarcar sin perder ese tono de voz de chiquilla  y esa risita con la que  cierra todas las
respuestas que da.

Su nombre es Marlene Machicado. Tiene 30 años, de los cuales cinco ya los dedicó a la metal mecánica,  el oficio de su padre Modesto Machicado. Antes estuvo dedicada a otros oficios.

"Trabajé en una tienda como vendedora. He vendido productos para bajar de peso. Cosas así ja, ja, ja... Pero, la verdad es que hay explotación laboral, por eso pensé en tener mi propio negocio”, expresa la mujer.

El comienzo en el taller de cerrajería de su padre en el Tambo Santiago fue difícil, lo admite. Primero porque era la primera y única mujer que había llegado al lugar a dar competencia a los varones dueños del oficio.

"¡Me decían marimacho! Claro, es raro ver a una mujer en este oficio”, recuerda.

"Pero como era la primera mujer, muchos  clientes  y clientas venían por curiosidad, para ver cómo trabajaba. Lo que era una desventaja también acabó siendo una ventaja para mí. Como veían que trabaja bien, volvían. Me he ganado la confianza de mis clientes a fuerza de mi trabajo”, afirma  y vuelve a dejar escapar esa risita  que rompe el silencio del callejón número dos del Tambo Santiago, donde está su taller.


Fotos Víctor Gutiérrez /Marlene  siguió el oficio de su padre Modesto Machicado,
con quien trabaja hoy en su local del Tambo Santiago.

"Más vale la maña que la fuerza”

A primera vista su trabajo se ve duro, de mucha fuerza. "Es rudo, pesado, cansador y hasta peligroso, pero hay que saberlo manejar. En este oficio más vale la maña  que la fuerza”, revela. "Pero la mujer puede ejercer este oficio  ¿La fuerza? No sé, creo que es más cuestión de maña, de saber cómo manejar el material  y mi papá me enseñó muy bien eso”, añade.

Marlene  considera que lo más difícil de su oficio es entender lo que quieren los clientes cuando encomiendan un trabajo.

"A veces vienen con papeles llenos de rayas, por aquí y por allá, ¿Eso qué es?,  pregunta uno. Es un estante, te responden. Bueno, hay que ir adivinando y  darnos la forma para hacer el trabajo. Hacer lo imposible es nuestro lema”, afirma la joven.

Y muchas veces las clientas y clientes la han puesto a prueba para dejarle algún contrato.  "A ver corte, a ver suelde, me dicen. Yo  lo hago pues, les demuestro mi trabajo, este trabajo que me sirve para comer, para vivir”, cuenta.

"Quería ser monja”

Marlene Machicado nació en 1995  en la avenida Buenos Aires de la ciudad de La Paz, "cerca de  la Vita”, en la casa de su abuelo. Tiene dos hermanas. "Chancletero mi papá”, bromea.

Salió bachiller en el colegio Fray Bernardino de Cárdenas. Hizo todo básico e  intermedio en un "colegio de monjas”. "Yo quería ser religiosa, ser monja, siempre le tuve mucha fe a Dios, siempre he confiado mucho en él  y quería servirle, pero pasaron algunas cosas que me lo impidieron y  la vida me llevó por otro camino. Me conformé porque seguro no era para mí”, cuenta.

Fue a la universidad  unos  años pero no pudo terminar su  carrera. Prefiere no hablar de esos años. "Voy a volver a terminar mi carrera, pero necesito tiempo. Antes quiero tener una Pyme”, dice.

imagen
 Uno de los  soldadores del Tambo Santiago de La Paz.

Es la hermana mayor y  fue la única que decidió continuar el oficio del jefe de la familia Machicado. Sus hermanas siguieron carreras universitarias.

"Uno no elige ¿no? Uno tiene planes, pero otros son los de Dios y yo acepto todo lo que él tiene decidido para mí, pero me esfuerzo cada día para hacer un mejor trabajo y consolidar el taller”, dice.


Marlene sabe que aún le falta más experiencia para coronarse como un "maistro” de metal mecánica. "Todavía no soy ‘maistro’, para eso necesito trabajar unos 10 o 15 años más. Soy la ayudante de mi papá, aunque haya invertido y seamos socios, soy ayudante,  tengo que  decir la verdad”, afirma. Sin embargo, ya está pensando en cómo creará su microempresa, en cómo la organizará y  la hará conocer en La Paz.
"Este trabajo da miedo a los varones”

"Muchos varones tienen miedo de este oficio que tengo y a veces dudan en acercarse. Creen que tengo mucha fuerza y que les puedo sacar la mugre, pero no es así, este trabajo no me ha quitado mi condición de mujer, ni mi femeneidad”, afirma Marlene Machicado.

Hace cinco años que esta mujer, soltera, se dedica al oficio de la metal mecánica y ha aprendido de su padre Modesto Machicado desde doblar los hierros, darles forma hasta  soldarlos. Maneja todas las herramientas con gran destreza y confianza, lo que asombra. Además  es  una gran soldadora.

Esas virtudes en un oficio, hasta ahora reservado en gran medida para los varones, la ha llevado a enfrentar un mundo de discriminación.

"Han llegado hasta decirme que soy marimacho”, cuenta. "Todavía hay mucha discriminación contra la mujer, sobre todo cuando incursionamos en oficios que supuestamente están destinados para los varones, pero hay que seguir adelante, uno no puede quedarse atrás sólo por miedo”, dice la joven de 30 años.

El Tambo Santiago  con sus estrechos callejones
que esconden cientos de historias.

Pero las críticas por su oficio no sólo cuestionaron su identidad sexual, sino también su capacidad, incluso intelectual.

"Creen que porque somos mujeres no entendemos este trabajo, que no tenemos fuerza y que, definitivamente, estamos anuladas para algunos oficios porque no los podemos entender. Pero no se ponen a pensar en los varones que hacen oficios de mujeres, como los cocineros, por ejemplo, a quien nadie  molesta, nadie les dice cocineras, son cocineros”, comenta.

ONU MUJERES INVITA A INVERTIR EN IGUALDAD DE GÉNERO

La desigualdad de género es una problemática persistente en Bolivia y el mundo. Todavía seis de cada 10 mujeres están en el sector informal de la economía, lo que repercute en situaciones de alta vulnerabilidad.

Las mujeres no tienen acceso a trabajos estables y se enfrentan a la segregación ocupacional y a las diferencias en los salarios por su sexo. Adicionalmente, en todas las regiones del mundo las mujeres son víctimas de violencia y de discriminación y tienen todavía una baja presencia en los procesos de la toma de decisiones.

Tal como señala el informe Progreso de las Mujeres en el Mundo 2015-2016 de ONU Mujeres, la brecha salarial es una constante en todo el mundo: las mujeres ganan 24% menos que los hombres por igual trabajo. Esta cifra para América Latina es 19%.

Además, las mujeres están presentes principalmente en puestos administrativos y de apoyo (63%) y no así en puestos de gestión y decisión (33%).

En Bolivia, las cifras muestran que los hombres ganan un 47% más que las mujeres por el mismo trabajo, sin importar que los dos tengan la misma formación.

Es en ese sentido que ONU Mujeres plantea que la empresa privada tiene mucho que aportar a la igualdad de género, a través de la inclusión de una perspectiva de género en sus políticas y modelos de gestión, y con Programas de Responsabilidad Social se constituyan en verdaderos agentes de cambio, que hacen "buenos negocios” aportando a la construcción de una sociedad más equitativa y justa.

ONU Mujeres ofrece a las empresas una gran oportunidad para contribuir a lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, con el firme compromiso de trabajar con el sector en agendas compartidas que las potencien, colaborándoles a fortalecer e incrementar su visibilidad en la positiva contribución que hacen las empresas a las comunidades del mundo.

Gabriela Zapata se querella por delitos de violencia hacia la mujer

La gerenta comercial de la compañía china CAMC, Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales, se querellará este viernes contra los “autores, instigadores y cómplices” por los presuntos delitos de violencia sicológica, mediática y contra la dignidad y la honra y el nombre, después que Carlos Valverde la denunció por tráfico de influencias.
La abogada manifestó que su clienta planteará una demanda amparada en la Ley 348 en su artículo 7 incisos 3,4,6 y 11 que establece las diferentes formas de violencia hacia las mujeres referidas a la violencia sicológica, mediática, contra la dignidad y la honra y la violencia laboral

La demanda será contra varias personas, “los autores, instigadores, coautores, cómplices del hecho que ha dado lugar que se comentan estos ilícitos”, declaró la jurista, aunque no quiso precisar contra qué personas será la querella.

Jennifer Salinas revela su inclinación por el mismo sexo



La popular y reconocida boxeadora boliviana, Jennifer Salinas, publicó hoy en su cuenta de Facebook su inminente separación matrimonial y reveló su inclinación por el mismo sexo.

La denominada “Reina boliviana” dijo que luego de varios años de relación conyugal vivió momentos de “inestabilidad, inseguridad, mentiras y engaños por ambas partes”.

A la vez reconoció que estar en una zona de comodidad y seguridad económica le llevó a vivir una realidad ficticia.

“Siempre me preocupó el rechazo ajeno por mi inclinación, pero es fundamental combatir mi propio rechazo y dejar de tratar de cumplir un rol social poniendo mis sentimientos a un lado. Desde una edad temprana fui consciente de mi atracción hacia el mismo sexo”, señaló Salinas en su publicación.

Por otro lado, admitió que los abusos sexuales a las que fue sometida durante su niñez provocaron cierta aversión al sexo opuesto y que esa fue una de las razones que provocaron serios problemas dentro de su matrimonio, pues recordaba pasajes dolorosos de aquellos malos momentos.

“Se puede decir que él fue víctima secundaria de lo que me pasó de niña. Eso en combinación con los desacuerdos del día a día y de un secreto que yo escondía fue deteriorando nuestra relación”, citó.

Parte de la confesión la destinó a relatar su dura vida de pareja y las razones que la llevó a decidir una separación por la incompatibilidad e incomprensión.

“Siempre fuimos crueles el uno hacia el otro, nos decíamos cosas que nos lastimaban con la intención de herirnos. En mi caso su mayor arma era que mi carrera de boxeo nunca funcionaría, que era una pérdida de tiempo y dinero (...) con el tiempo llegué a odiarlo por la falta de apoyo”, agregó en su nota.

Aseguró que no está dispuesta a soportar (estar) dentro del closet por más tiempo y que su responsabilidad no depende de lo que diga la gente. “Estar en el closet y esconder quien soy como si fuese un monstruo peligroso y un riesgo a la humanidad no es algo que me interesa seguir haciendo. ¿Acaso es mi responsabilidad la felicidad o comodidad de personas a mí alrededor? Porque debo sentirme mal o avergonzada de ¿quién soy?”, señaló.

También reveló que en muchos instantes de su vida pensó en terminar con su existencia y que los sentimientos encontrados por su infelicidad fueron un aliciente para desarrollar un duro entrenamiento en el boxeo.

Finalmente, Salinas mencionó que el proceso de separación esta en un firme camino y que reconoce a su expareja como un buen padre, único amigo, gran persona y a quien nunca ocultó su inclinación sexual y a quien le desea lo mejor del mundo.

“Mi declaración voluntaria y pública es algo que se mantenía oculto y que puede provocar sorpresa, vergüenza y hasta odio en algunas personas hacia mi (…) Esto no cambia quien soy, pero si cambiará mi vida la cual quiero vivir con plenitud como cualquier persona en este mundo quisiera vivir y disfrutar la suya”, finalizó en su declaración del Facebook (Los Tiempos).


miércoles, 10 de febrero de 2016

Trabajadoras del hogar estudian los domingos

Con el gobierno del presidente Evo Morales, las trabajadoras del hogar tienen la oportunidad de estudiar y salir bachilleres sin afectar su desempeño en sus fuentes de empleo.
Desde el 2014, el Viceministerio de Educación Alternativa y Especial habilitó un programa de bachillerato específicamente para las trabajadoras del hogar.
De acuerdo con los datos de esta dependencia estatal, son 24 trabajadoras y un varón los que cursan primaria y secundaria para concluir el bachillerato mediante una modalidad semipresencial, que consiste en acudir a clases únicamente los domingos para que aprovechen su disponibilidad de tiempo, ya que este sector trabaja de lunes a sábado.
“Creo que ahora el Estado nos brinda todas la oportunidades de superación, es un cambio porque antes, como sector, éramos excluidas de todos los programas educativos, comentó Flora Marka, trabajadora del hogar durante más de 30 años.

OPORTUNIDAD
Este año, al menos 11 participantes concluirán su bachillerato como resultado de las políticas educativas que responden a las necesidades de sectores olvidados.
“Es una primera experiencia positiva porque antes no teníamos esa oportunidad; sin embargo, tras una evaluación previa, podríamos proyectar una ampliación del programa a otros departamentos”, dijo la secretaria ejecutiva de la Federación Nacional de Trabajadoras Asalariadas del Hogar de Bolivia (Fenatrahob), Gregoria Gabriel.
Asimismo, la entrevistada aseguró que se realizará una evaluación de los métodos educativos empleados durante las siguientes semanas.
Dijo que se pretenden identificar debilidades para fortalecer el alcance del programa.
“Tenemos el objetivo de velar por lo nuestro”, añadió la entrevistada.
educación para todos
Hace siete años, las personas mayores de 15 años que no pudieron concluir estudios en el sistema regular tenían la oportunidad de continuar estudiando su bachillerato o una profesión técnica en 689 centros de educación alternativa (CEA) de forma gratuita. La creación del Viceministerio de Educación Alternativa y Especial permitió garantizar los procesos educativos de esta población antes excluida y sin oportunidades de formación y capacitación.
Impacto
De acuerdo con el viceministro de Educación Alternativa y Especial, Noel Aguirre, durante esta gestión, más de 180.000 jóvenes y adultos comenzaron labores educativas en los CEA del país.
“El objetivo del Gobierno es posibilitar y garantizar los estudios de estos jóvenes y adultos con miras a generar emprendimientos productivos propios y mayores fuentes de empleo, coadyuvando al desarrollo nacional”, explicó Aguirre.
CEA
El Viceministro aseveró que el 57% de los CEA se enfoca en la educación humanística, cubriendo primaria y secundaria para la obtención del título de bachiller.
Además, el 43% de estos centros oferta capacitación técnica en una gran diversidad de especialidades que respondan a las necesidades del mercado laboral boliviano.

Mujeres refugiadas sufren acoso laboral en Líbano



La organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) alertó esta semana de que en Líbano las mujeres refugiadas de Siria se enfrentan a "un mayor riesgo" de explotación laboral y acoso sexual.

AI evidenció, tras realizar una investigación, que la falta de ayuda internacional junto con "las políticas discriminatorias" que ha implantado el Gobierno libanés dejan a las refugiadas en una situación de inferioridad ante los jefes, los dueños de las casas e incluso la Policía.

La investigadora especializada en cuestiones de género Kathryn Ramsay explica en un comunicado que "la mayoría de los refugiados sirios en el Líbano tienen problemas para conseguir comida, casa y trabajo", algo que se agrava cuando se trata de mujeres, sobre todo "de las que son cabeza de familia".

"Estar mal pagadas en el trabajo, vivir en casas sucias y llenas de ratas y carecer de estabilidad económica deriva en inmensas dificultades para las refugiadas y conduce a que personas con poder se aprovechen de ellas", remarca.

Las mujeres con las que habló la organización denunciaron que recibieron "insinuaciones sexuales inapropiadas" y "ofertas de dinero a cambio de sexo" por parte de hombres.

Otras dejaron incluso su empleo o no llegaron a aceptarlo por considerar el comportamiento de los jefes "inadecuado", mientras que algunas madres afirmaron que sus hijas habían sufrido "acoso" y "tocamientos" en sus lugares de trabajo.

Según AI, las refugiadas tienen que hacer frente a la "explotación" laboral, ya que sus salarios son "extremadamente bajos", y eso les dificulta poder pagar una vivienda en condiciones.

El año pasado, el Líbano dejó de registrar a refugiados sirios e introdujo una regulación que dificulta la renovación del permiso de residencia, un hecho que promueve "arrestos y detenciones arbitrarias" y deja a los afectados en una situación legal incierta.

sábado, 6 de febrero de 2016

Expareja de joven asesinada es remitida a cárcel de Obrajes

a sala penal tercera del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de La Paz, presidida por Grover Cori, determinó ayer revocar las medidas sustitutivas de Katerine C. H. (21) ex pareja de Varinia Buitrago, asesinada el 22 de enero, y dispuso su detención preventiva en el Centro de orientación Femenina de Obrajes.

La audiencia de apelación, interpuesta por la familia de la víctima, comenzó a las 11,00 de la mañana y duró cerca de tres horas. Si bien en un principio la audiencia tenía carácter público, la fiscal asignada al caso, Esther Cuellar, solicitó que medios de comunicación sean desalojados del lugar, y pidió que se declare la reserva del acto.

“Se ha determinado su detención preventiva en el penal de Obrajes, hay riesgos procesales de domicilio, riesgo de obstaculización al proceso y la probabilidad de autoría (...) se ha reconocido la participación de la muchacha”, declaró el abogado querellante, Ángel Mercado.

La determinación del juez Cori revocó la sentencia de la juez décima de Instrucción en lo Penal, Marcela Siles, quien había determinado la detención domiciliaria para la imputada.

AMPLIACIÓN

Por su lado, Jaime Buitrago, padre de Varinia, afirmó que su hija y su familia “no tenían enemigos”. Al contrario, los antecedentes revelan que la relación entre Varinia y Katherine C. H. era “toxica” y es el único indicio que se tiene sobre la muerte violenta que se infligió a su hija.

Buitrago, señaló que para esclarecer la muerte de su hija, se pedirá que se amplíe el informe forense, ya que, en criterio de un consultor externo, contratado por la familia, el certificado expedido por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) presenta varios datos incompletos.

Según el informe forense, Varinia B. fue atada y golpeada antes de morir estrangulada, y su cuerpo presenta lesiones en los brazos, piernas y en el rostro.

La joven desapareció el miércoles 20 de enero y fue encontrada sin vida dos días después, en el río Choqueyapu, a la altura de la Curva de Holguín.