miércoles, 15 de noviembre de 2017

Mujeres emprendedoras quieren demostrar lo aprendido en La Guardia


Todo está listo para que este domingo 19 de noviembre se lleve a cabo la segunda versión de la Feria Productiva, en apoyo a la mujer emprendedora en el municipio de La Guardia.

Trabajos en manualidades, gastronomía, belleza integral, pastelería y decoración, bisutería, cotillón, pintura en tela, entre otros, serán expuestos a partir de las 9 de la mañana en la plaza principal del municipio para que toda la ciudadanía y los visitantes de localidades aledañas, puedan disfrutar de una jornada llena de sorpresas con números artísticos e invitados especiales.

Jessica Molina, responsable de Centros de Mujeres, indicó que todo surgió con una iniciativa del alcalde Jorge Morales, en posibilitar a las mujeres mejorar su autoestima y adquirir conocimientos para aportar con ingresos al hogar.

“Hay 65 centros de mujeres en La Guardia y se ha capacitado a 2.690 mujeres”, reveló Molina.

La funcionaria dijo que hasta el momento han impartido 110 cursos, la mayoría de un mes cumpliendo 20 horas académicas.

“El alcalde está buscando la superación constante de las mujeres y por ello de la ejecución de estos cursos que son gratuitos sobre todo”, aclaró la munícipe.

Municipio de El Alto Maltrato contra mujer se redujo en 15%

La directora de Género y Gestión Social del Municipio, Ana María Saavedra, dio a conocer que de enero a octubre de esta gestión el maltrato contra las mujeres se habría reducido en un 15% en comparación a 2016, hechos presentados en los Slims ediles de la ciudad de El Alto.

Uno de los principales motivos para que de más de 5.000 casos denunciados el año 2016 entre los meses de enero a octubre, reduzca a 3.400 entre los mismos meses de 2017, se debió a la menor cantidad de denuncias que se han recibido en los Servicios Integrales Municipales (Slim), que se encuentran en los diferentes distritos ediles de la ciudad de El Alto.

COORDINACIÓN

Sin embargo según la funcionaria municipal estos datos que se conocieron fueron denuncias que llegaron también en una de las plataformas que se han instalado en la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), de la Policía Boliviana, instancia con que se coordina de manera permanente en este tipo de casos.

“Nosotros estamos seguros de que esta diferencia se debe a todo el trabajo que se ha efectuado junto a todas las organizaciones que tienen que ver con este problema como la Felcv, y nuestros Slims, donde las denuncias llegan a diario, pero con este porcentaje del 15 %, lo que no fortalece para seguir trabajando en este sentido, informando y concientizando a la ciudadanía que sí se puede evitar la violencia contra la mujer", manifestó Saavedra.

FÍSICA Y PSICOLÓGICA

Producto de todo este trabajo que se ha realizado mediante las diferentes instancias de Género y Gestión Social del municipio, se ha podido constatar que durante los 10 meses de esta gestión ha disminuido especialmente en la violencia física y psicológica, dos aspectos que eran de la mayor preocupación de las autoridades policiales y del propio municipio, debido a que las denuncias de maltrato daban altos índices en este tema. Especificó el las cifra sobre feminicidios no están contempladas en este reporte.

Comparado con la actual Ley 348, existía una incidencia mayor en estos dos temas, donde las denuncias de mujeres por abusos por parte de sus parejas llegaban de manera constante a los diferentes Slims, dependientes del municipio.

Las edades en las que más son afectadas las mujeres están entre los 18 a 25 años, entre estas en las mujeres de 17 a 18, durante los 10 meses de este año se han presentado 1.113 casos, de 26 a 40 años 1.598 y de 41 a 59 años se logró conocer 566 denuncias de maltrato, asimismo en las personas de la tercera edad se logró recabar información de conflictos en un número de 52 casos.

DISTRITOS

De los diez distritos municipales en los que se encuentran los Slims, se ha podido establecer que el mayor número de denuncias que se han conocido fueron en el 3,1,5 y el 8, los mismos que luego de un estudio indicaron que esta incidencia es debido al mayor número de habitantes que tiene cada sector, como el Distrito 8 que cuenta con más de 264 urbanizaciones.

FEMINICIDIO

Sin embargo en el tema de los feminicidios, según Saavedra, durante este año fue elevado, en comparación de la pasada gestión 2016, datos que fueron conocidos por la instancia policial como es la Felcv, donde este problema a pesar de las socializaciones que se han efectuado mediante diferentes campañas de concientización, no tuvo mejores resultados.

De acuerdo con el reporte policial el 2016 los casos de feminicidios llegaron a cinco, mientras que para octubre de esta gestión son 15 los casos atendidos, que representa un incremento del 300%. Por infanticidios, en 2016 se atendió cuatro casos, mientras que hasta octubre de este año llegaron a siete, haciendo un aumento de 175%.

martes, 14 de noviembre de 2017

Feminicidios en La Paz y El Alto van en ascenso

En lo que va del año, en La Paz y El Alto se registraron 42 feminicidios, índices que marcan el ascenso y la naturalización de los hechos de violencia en la sociedad. Los datos reflejan que en ambas ciudades estos hechos se incrementaron en relación al año 2016.

Según las estadísticas de la Fuerza Especial de lucha Contra la Violencia de La Paz, (Felcv), de enero a noviembre, en el departamento de La Paz, se registraron 27 feminicidios, es decir 11 casos más que el año 2016, cuando ese delito fue de 16 asesinatos de mujeres.

Similar situación se produce en la ciudad de El Alto, donde el director interino de la Felcv, capitán Jhimy Gonzales, advirtió que de enero a octubre, se triplicaron los feminicidios, de 5 que se registraron en 2016 a 15 asesinatos de mujeres durante en este año.

Los jefes policiales entrevistados por EL DIARIO coincidieron –por separado– en señalar que estos hechos ponen al descubierto el recrudecimiento de la violencia intrafamiliar, que deriva en el asesinato de las mujeres a manos de sus maridos, concubinos o parejas.

En entrevista con EL DIARIO, el director de la Felcv de La Paz, coronel Johnny Vega, lamentó que la violencia se esté naturalizando.

“En la mayor parte de los casos atendidos por la Felcv, el agresor actúa con mucha violencia y saña en contra de su víctima, que generalmente se encuentra en la indefensión. Por lo general, las agresiones son frecuentes hasta llegar al asesinato”, afirmó el jefe policial.

CRÍMENES DE ODIO

En criterio de la licenciada en Psicología, Patricia Flores, generalmente los feminicidios son crímenes de odio, porque el varón piensa que es dueño de la mujer y cuando ve que esta empieza a revelarse procede a la agresión y llega hasta la muerte.

“Son crímenes de poder, donde el varón ejerce violencia física, psicológica e incluso económica hasta llegar a la muerte de la víctima. Las agresiones sistemáticas ocurren cuando las mujeres soportan maltrato por diferentes factores, sea por sus hijos o por la dependencia económica, que al final derivan en el crimen”, dijo.

La especialista añadió que en gran parte de estos casos “el detonante es el consumo de bebidas alcohólicas”, que derivan en hechos de violencia, a veces con agresiones mutuas, hasta consumarse el asesinato.

“El feminicidio es la muerte prevenible de una mujer por razones de género, existen cuatro tipos de feminicidio: íntimo, no íntimo, por conexión y por accidente”, explicó la doctora Flores.

Ante estos hechos, la Felcv y otras instituciones que trabajan en la sensibilización de la sociedad promoverán el próximo 25 de noviembre una jornada de información, para prevenir estos hechos de violencia y frenar el número de mujeres asesinadas en diferentes circunstancias.

DATOS

Los datos de la Felcv reflejan los feminicidios ocurridos en los municipios de La Paz, El Alto, zona Sur, Viacha y Chulumani, los que contabilizan un total de 27 hechos reportados.

El 90% de los autores se encuentra en las diferentes cárceles del Departamento (San Pedro, Chonchocoro y Patacamaya), con Sentencia Ejecutoriada, con condenas de hasta 30 años de prisión, tal como establece el artículo 252 del Código Penal.

En la ciudad de El Alto, la Felcv contabilizó un total de 15 casos, lo que refleja el incremento de este delito en comparación a 2016, cuando se contabilizó que sumaron a cinco.

FEMINICIDIO

El feminicidio es el asesinato a una mujer cometido por una persona que se siente superior a ella y que cree tener el derecho de terminar con su vida, por suponer que es de su propiedad o para ejercer poder sobre esa víctima. Este delito se castiga con 30 años de cárcel, sin derecho a indulto.

El artículo 252 bis del Código Penal de Bolivia señala, en relación al feminicidio, que “se sancionará con la pena de 30 años de presidio sin derecho a indulto a quien mate a una mujer en estas circunstancias: El autor sea o haya sido cónyuge o conviviente de la víctima, esté o haya estado ligado a esta por una análoga relación de afectividad o intimidad, aun sin convivencia”.

LEY

La Ley 348, promulgada el 9 marzo de 2013, se funda en el mandato constitucional y en los Instrumentos de Tratados y Convenios Internacionales de Derechos Humanos que han sido ratificados por Bolivia, los cuales garantizan a todas las personas, en particular a las mujeres, el derecho a no sufrir violencia física, sexual y/o psicológica, tanto en la familia como en la sociedad.

lunes, 13 de noviembre de 2017

La mujer no debe olvidarse de la persona más importante: ella

Rubén García Molina nació en Buenos Aires, Argentina. Tiene 59 años. Durante su formación en su tierra natal se especializó en técnicas de liderazgo desarrollando, en 1994, actividades de coaching personal. Desde 2015 ha volcado su inquietud a temas de superación personal y problemática de la mujer y de pareja. Conduce su propio programa radial denominado Intensamente y tienen un sitio web superarte.net



Los temas personales ocupan y preocupan a todo hombre y mujer. ¿Quién no quiere un manual para el logro de objetivos? Y de eso trata el coaching, esta vez en columnas mensuales que mía te trae bajo la guía del coach personal Rubén García, quien se ha especializado en la problemática de la mujer y aborda temas de pareja.

mía— ¿Cuál es tu actividad como coach personal?

García— Ayudo a la gente a alcanzar sus metas, a través de sesiones de crecimiento. Todos, en algún momento de la vida, necesitamos ayuda y guía; y aquí es donde el coach hace su aporte.

mía— ¿Cómo son las sesiones?

García— Son espacios de superación para abordar desafíos y conflictos, donde les regalo ‘autos’: autoestima, autodependencia, autoconocimiento, autoconfianza, autonomía, autoconsistencia, autocontrol, autosuficiencia, autoafirmación, autosuperación, etc.

mía— ¿Qué es el coaching?, ¿en qué consiste?

García— Es una metodología de desarrollo humano; se enfoca en el presente para lograr objetivos a futuro. Produce un proceso de aprendizaje transformacional, generando una nueva realidad a partir del uso del lenguaje. El coach formula preguntas durante una conversación; este método no es una terapia psicológica ni un asesoramiento, es un acompañamiento, en el que tanto el problema como la solución parten del cliente, nacen a partir de la problemática para alcanzar la solución deseada en un tiempo breve.

mía— ¿Cuál es el proceso?

García— Consta de seis fases; desde la generación de confianza, pasando por la observación, indagación y devolución; para luego definir un plan de acción y su correspondiente seguimiento.

mía— ¿Cuál es la diferencia entre el coaching y la terapia psicológica?

García— El coaching no trabaja con personas con patologías, sino con personas sanas. No indaga en el pasado, se enfoca en el presente para lograr objetivos en el futuro; por lo que la duración del proceso es menor. Tampoco indaga los ‘por qué’, sino que se enfoca en los ‘para qué’. Y en vez del lenguaje descriptivo, utiliza el generativo.

mía— ¿Cómo se desarrolla una sesión de coaching?

García— Las sesiones de coaching son básicamente conversaciones de una duración de aproximadamente 60 minutos, donde el coach guía al cliente por medio de preguntas hacia sus objetivos, ayudándolo en el camino a clarificar ideas, deseos y metas.

mía— ¿Qué es un coach?

García— Es alguien que hace que salga lo mejor de tu interior; no da consejos, no opina, ni juzga. Desarrolla tu actitud y aptitud para inventar nuevos caminos, ayudándote a transformar la crisis en posibilidad, a través de un cambio de paradigma que cuestiona lo tradicional de tus patrones de conducta y comportamiento habitual. En mi opinión, es un espejo, que aporta luz a quienes dirige sus desafíos.

mía— ¿Hay un momento en particular para visitar a un coach?

García— Cuando quieras lograr un objetivo; siempre que tengas un problema que te impida alcanzar tus sueños o cuando no sepas cómo comenzar un proyecto.

mía— ¿Qué características debe tener un buen coach?

García— Debe ‘brillar’ por su ausencia, dando total protagonismo a su cliente. Sus características diferenciales son la experiencia de vida, madurez, crecimiento interior, sensibilidad y, sobre todo, humanidad, es decir, su capacidad de resonar en base a su crecimiento a partir de crisis personales.

mía— ¿De qué se conversa con un coach?

García— De tus preguntas, de tus problemas, de tus sensaciones, de lo que te enoja, de tus cambios y desafíos, de tus dudas, de tus decisiones, de tu progreso y reconocimiento, de tus miedos... etc.

mía— Te especializaste en la problemática de la mujer, ¿por qué?

García— Porque vivimos en una sociedad machista, la cual solo cambiará si somos los hombres los que ayudamos y luchamos por los derechos de la mujer. Esta sociedad tradicionalmente enfocada en el hombre, le ha hecho creer a la mujer que no vale por sí misma; solo vale por su rol de esposa o madre, al servicio del hombre o para la crianza de hijos. A las mujeres les han inculcado que los derechos son del hombre, y que deben tolerar cualquier cosa, por el bien de su familia; lo cual no es así. Como objetivo, está bien que les importe el bienestar de su pareja, el de sus hijos, el de todos…Pero al mismo tiempo, no deben olvidarse de pensar en la persona más importante para que todo esto funcione. Y esa persona es ‘ella’, la mujer.

mía— ¿Qué necesidades tiene la mujer actual, según tu experiencia?

García— Ella necesita mantener su equilibrio y bienestar, sin sacrificarlos por nada, ni por nadie. Debe dejar de posponerse y entender que ella importa muchísimo. Necesita ganar confianza y autoestima para superarse en la vida y atreverse a pensar en ella, sin descuidar su entorno. Debe realizar, por convicción propia, su viaje personal de la sumisión hacia la autodependencia. Tiene que aprender a ser feliz desde su condición de mujer.

mía— ¿Cómo se logra ese objetivo?

García— La mujer es diferente (al hombre). Su cerebro es totalmente diferente, con millones de años de evolución en base a esas diferencias. Por lo tanto, necesita una metodología de crecimiento especialmente formulada, que tenga en cuenta su condición de mujer; con una óptica específicamente focalizada en sus sentimientos, problemas y necesidades. Que utilice su lenguaje generativo para alcanzar aquellos objetivos específicos de su condición femenina, transformando sus deseos de crecimiento y superación, en una hermosa realidad donde pueda realizarse y ser feliz.

mía— Y, en cuanto a las relaciones de pareja...

García— Sin duda, debe aprender a darse la libertad de formar vínculos que le permitan crecer como ser humano, lejos de cualquier relación tóxica, alejada de cualquier apego o dependencia, ya sea emocional o económico. (Debe aprender a tener) relaciones donde pueda escuchar y ser escuchada, brindar y recibir apoyo, amar y ser amada. Pero sobre todo, respetarse y ser respetada.

‘Pensé que me iba a matar’: la violencia machista no da tregua en Bolivia



"Pensé que me iba a matar", es una frase sobrecogedora común entre las víctimas de la violencia machista en Bolivia, que no da tregua ni con las agresiones físicas ni las psicológicas como muestra el testimonio de dos mujeres de El Alto.

Ambas hablaron con Efe en el Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza, que funciona en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, y es una asociación que les ha brindado "tanto apoyo legal como psicológico".

Estas mujeres prefieren mantenerse en el anonimato por las posibles represalias, pero se atreven a alzar la voz con sus testimonios por si pueden concienciar a alguien o animar a las víctimas a que abandonen finalmente el círculo de la violencia.

Ambas tienen 34 años y están visiblemente afectadas por rememorar una vez más las agresiones de parte de sus parejas.

"Yo fui mamá soltera. El padre de mi hijo no quiso convivir conmigo, en el momento que decidimos casarnos, él se escapó", relata una de las víctimas.

Con el paso del tiempo, ella comenzó una relación con otro hombre, pero "cuando el papá de mi hijo apareció, ahí aparecieron los celos y mi esposo me comenzó a golpear".

"A veces yo tenía un ojo hinchado, al otro mes, del otro lado, o pasadas dos semanas ya tenía la boca hinchada. Siempre tenía marcas.

Cuando uno empieza a recordar, quieren salir las lágrimas", agrega.

Fue un proceso muy largo de angustia que le ha permitido entender a esta mujer que "él nunca valió la pena."

En Bolivia, según la Encuesta de Prevalencia y Características de la Violencia contra las Mujeres (EPCVcM) de 2016, el 75 % de mujeres casadas o unidas, de 15 años o más, declararon haber sufrido algún tipo de violencia de su pareja en el transcurso de su relación.

La cifra incluye la violencia física y la psicológica, la sexual y la económica, todas recogidas en la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, conocida como Ley 348.

Se trata de una norma aprobada en 2013 que protege a las mujeres de todo tipo de violencia y castiga el feminicidio con 30 años de prisión. Sin embargo, la ley, considerada de avanzada, tiene una pobrísima aplicación por la falta de recursos económicos.

La encuesta revela que el 46,5 % de las solteras declararon haber sufrido violencia psicológica y el 21,2 %, violencia sexual.

Bolivia registra el nivel más alto de violencia física reportado en toda Latinoamérica (53,3 %), según datos de Oxfam.

Al contrastar los datos de los ministerios, la Fiscalía y asociaciones defensoras de mujeres, la entidad denuncia que en Bolivia cada tres días una mujer muere por violencia machista.

"Me pegaba también. Como él salió bachiller y yo no he salido, me llamaba ignorante, que era una burra", relata la otra mujer entrevistada en el centro Gregoria Apaza.

"Le hice levantar, le pregunté dónde estaba el dinero, dijo que él no había gastado nada y me pegó. Me quería escapar. Después en la cocina me agarró, me arrastraba, me pegó con una sartén en la cabeza. Pensé que me iba a matar", relata muy acongojada.

El proceso judicial es un camino largo y complejo, un hecho que dificulta que las mujeres concluyan los juicios hasta el final.

En este sentido, según datos del Ministerio Público, de los 87.718 casos de violencia contra la mujer registrados entre 2013 y 2016, solo el 36 % derivaron en una sentencia.

Ambas coinciden en que confiaban en que la situación cambiase y que la violencia desapareciese: "Un tiempito cambió, de un mes, tres meses estaba bien, pero de ahí otra vuelta a lo mismo. Si íbamos a la fiesta, le daba celos de cualquiera. Me golpeaba los dos ojos", recuerda una de las entrevistadas.

No obstante, tras los terribles episodios de violencia que han sufrido, ambas convienen en que están superándolo: "Yo me quiero y me amo, tengo que salir adelante por mí y por mis hijos", dice una.

"Yo tenía mucho miedo. Pero ahora ya no tengo miedo de qué me diga o qué me haga, porque él igual es un cobarde. Sólo se aprovecha de una persona débil", sostiene la otra mujer.

Pero ellas ya no son débiles. Son muy valientes.

Suman 14 feminicidios en El Alto; las mayores víctimas son migrantes



Los casos de feminicidio en la ciudad de El Alto se dispararon y suman 14 desde enero a octubre de este año, cifra que supera lo registrado en años anteriores. Según información de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) el sector más vulnerable es el compuesto por migrantes del campo a la ciudad.

El director FELCV de esa urbe, capitán Jimmy Gonzales, se refirió a la alarmante situación que golpea a la ciudad vecina a La Paz y recordó que en 2015 sucedieron tres ilícitos de ese tipo y un número similar de casos de tentativa de feminicidio, mientras que en 2016 los casos de feminicidios fueron cinco y los casos de tentativa tres.

La alerta se activa este año cuando, además de los 14 feminicidios registrados hasta octubre, hay otro número similar de casos en grado de tentativa.

“La mayor parte de estos casos atendidos viene del campo - ciudad, la información no está llegando mucho al área rural, eso es lo que nos falta realizar, actuaciones en conjunto con diferentes instituciones como las llevamos haciendo”, dijo el jefe policial.

El informe surge en medio del trágico caso que consternó a esa urbe la semana pasada referido a la muerte de tres personas: Una pareja de esposos y un bebé de solo seis meses de edad.

Gonzales reveló los primeros datos de las indagaciones de este caso que se originó tras una fuerte discusión y violencia entre la pareja. La mujer, según la Policía, decidió quitarse la vida colgándose de una cuerda. El estudio forense estableció que hay signos de ahorcamiento.

“El varón llega al domicilio, la observa y lo que creemos es que la baja y la hace sentar. Después de eso, el esposo ha debido pensar mucho tiempo y luego decidir qué va a pasar. Escribe una carta póstuma y pide disculpas a su madre y le pide que ayuda y que cuide a su bebé que lo deja en la cama y luego se quita la vida en la misma cuerda donde estaba la mujer”, relató.

El lactante se quedó solo en medio de los fallecidos y sin ayuda alguna pese a sus llantos. La vivienda situada en la zona Milluni no tenía vecinos colindantes puesto que solo está rodeada de terrenos baldíos. La madre del varón halló los restos tras una semana de acontecido el suceso, que se presume se desencadenó tras la festividad de Todos Santos, el 2 de noviembre.

“El bebé ha sufrido bastante. Tiene un edema cerebral y deshidratación aguda y la data de la muerte es de 24 a 48 horas después de haber sido encontrados el viernes” 10 de noviembre, precisó Gonzales.

La Policía atendió hasta octubre 3.600 casos referidos a los delitos consignados a la Ley 348 Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia. Si bien son menos los casos que en 2015 (4.994) y 2016 (5.257), los finales trágicos son más. (13/11/2017)

viernes, 10 de noviembre de 2017

Tema de interés social Cientos de efectivos policiales son capacitados en Ley 348

Más de 540 efectivos policiales son capacitados por la Plataforma Municipal de Prevención, dependiente de la Dirección de Niñez, Género y Atención Social, sobre la Ley 348 y los servicios que prestan los Servicios Legales Integrales Municipales (SLIM).

“La violencia en razón de género afecta a todas las mujeres, desde temprana edad hasta la edad adulta, sin distinguir color, orientación sexual, identidad de género u origen, es por eso que, en coordinación con el Comando Regional Policial de El Alto, estamos realizando estos talleres para que nuestros efectivos policiales estén informados sobre estas dos temáticas importantes que interesa a nuestra sociedad”, informó la directora de Niñez, Género y Atención Social, Ana María Saavedra.

MÁS CONOCIMIENTOS

Detalló que el Municipio busca aportar al trabajo de los funcionarios policiales de las instancias que trabajan en la problemática de violencia, fortaleciendo sus conocimientos respecto a la Ley Nº 348 (Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia) y la atención de los Servicios Legales Integrales Municipales, contribuyendo, de esta manera, a mejorar la calidad y calidez de atención de la institución policial.

”Además, generamos un espacio de información sobre los servicios y procedimientos que se deben utilizar en los diferentes casos de violencia que se presentan”, argumentó.

Finalmente, destacó que se realiza la capacitación en las unidades policiales DP- 3, UTOP, EPI- Alto Lima, Radio Patrullas 110, UPAR -DELTA, Policia Comunitaria, PAC, Seguridad Fisica, DP-5 y EPI -Tarapacá.

ANTECEDENTES

En Bolivia, como parte de su proceso de reflexión y en cumplimiento a compromisos internacionales, el 9 de marzo de 2013 de promulgó la Ley 348, “Ley integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia”, y posteriormente el Decreto Supremo 2145, el 13 de octubre de 2014, que la reglamenta.

Estas normas establecen como prioridad nacional la erradicación de la violencia en razón de género y definen medidas, mecanismos e instancias para lograr este objetivo. (AMI)