lunes, 8 de agosto de 2011

Contexto rescató a más de 5 mil mujeres de la violencia


En 20 años de trabajo, Contexto rescató a más de cinco mil mujeres víctimas de la violencia intrafamiliar y comunitaria en el campo y la ciudad. Un trabajo similar realizó con jóvenes y hombres que también sufrieron de violencia.

Mensualmente un promedio de 30 casos de violencia física, psicológica y sexual contra mujeres urbanas y rurales, y al menos 14 casos mensuales de menores abandonados o maltratados son registrados en el Centro de Prevención y Acogida a las Víctimas de Violencia Intrafamiliar.

Miriam Zárate, responsable de Contexto-Regional La Paz, explicó que desde hace tres años el centro alberga “transitoriamente por tres a cuatro días a las víctimas de violencia y se les apoya integralmente a fin de que conozcan sus derechos antes de derivarlas a instancias legales e institucionales que les permitan salir del problema”.

“De haber empezado con cinco clubes de madres, ahora tenemos 22 organizaciones de mujeres. A la fecha estamos trabajando con 3 mil mujeres en temas de incidencia de políticas públicas”, explicó Zárate.

La entidad ayuda a mujeres y niños de las áreas periféricas y rurales del departamento de La Paz y Potosí para salir de las redes de la violencia intrafamiliar y en la incorporación a las políticas públicas de salud y empoderamiento de espacios políticos.

Las mujeres que llegan en busca de protección a Contexto no solamente lo hacen por sus propios medios, sino que la institución asiste a las comunidades rurales de donde rescata a mujeres, niños e incluso hombres que son víctimas de violencia y agresiones en su familia o en la comunidad, explicó la funcionaria.

“Como trabajamos con organizaciones de mujeres en el área rural, ellas son las que solicitan el apoyo del centro de acogida y en otros casos nosotros detectamos en las comunidades de intervención a través de nuestras abogadas o trabajadoras sociales”, agregó.

Consultada sobre si el rasgo de la violencia intrafamiliar tiene connotaciones culturales en el campo, Zárate explicó que “en el área rural hay un marcado machismo. Pero no necesariamente la violencia en el campo es intrafamiliar, sino que hay una gran incidencia de violencia al interior de las comunidades”.

Una manera para identificar los signos de la violencia en el área rural es la timidez de las mujeres para hablar, o los signos visibles de los golpes, explicó. “Muchas veces aparecen con un moretón en la cara y cuando tratamos de conversar para ver qué pasó, ellas siempre dicen: “Me he chocado”, entonces sabemos que chocó con un puño”, sostuvo.

Entre los casos que conmueven a Contexto está la llegada de niños maltratados, huérfanos o abandonados que buscan ayuda. “Cada mes recibimos unos 14 casos de niños campesinos maltratados en sus casas, el colegio o la comunidad”, explicó Teresa Vásquez, responsable de Prevención, Atención y Seguimiento de Casos de Violencia Intrafamiliar.

Además de la acogida, Contexto trabaja con el Hogar del Niño Abandonado y cuatro centros infantiles en zonas periurbanas de La Paz y Potosí, donde capacita en liderazgo a niños y mujeres en pro de su desarrollo.


Los hombres también sufren maltrato y agresiones

“No solamente la violencia llega a las mujeres, sino también a los varones. Como ahora las mujeres conocen sus derechos a veces llegan a lastimar a los varones”, explicó Miriam Zárate, responsable de Contexto-Regional La Paz.

Hasta el momento, la institución atendió 10 casos de varones maltratados, tanto del área urbana como rural. En el área urbana, la violencia contra los varones es más de carácter psicológico, dijo. “Hubo esposas que les privaron hasta de la alimentación, o los maltrataron con palabras”, agregó.

Zárate considera que la mujer rural “ha despertado” y que ahora hace prevalecer sus derechos. Los casos de varones maltratados en el campo tienen que ver a veces con golpes o devienen de situaciones donde antes ellos eran los agresores.

Contexto es una entidad que se sostiene con autoayuda local e internacional, es dirigida por Teresa Zubieta y se encuentra en la zona de Sopocachi, calle Jáuregui Nro. 2278, entre Rosendo Gutiérrez y Fernando Guachalla, detrás del cine 6 de agosto. (Teléfono de referencia: 2443545).

No hay comentarios:

Publicar un comentario